Pedicura: Consejos y beneficios de unos pies sanos y cuidados.

Pedicura:  Consejos y beneficios de unos pies sanos y cuidados.

Una buena pedicura es la mejor forma de mantener nuestras uñas bonitas y sanas. Además este tratamiento de belleza también ayuda a relajar nuestros pies, a mantenerlos hidratados, así como a eliminar las tensiones diarias del estrés y dolor de las extremidades y a prevenir futuras enfermedades y dolencias.

Tanto la pedicura como la manicura de uñas son básicas para presentar una imagen cuidada, atractiva y saludable. Además de ello se ha convertido en una herramienta imprescindible de estilismo, ya que nos permite jugar con los colores y combinarlos perfectamente con la ropa para resaltar el estilismo que queremos reflejar en cada momento: más clásico, más moderno o más transgresor.

María Carrión, especialistas en pedicura en Reus, te recomienda a continuación algunos de los tipos de pedicura más destacados para lucir unos pies bonitos, limpios y con un aspectos inmejorable.
 

Técnicas de pedicura

La pedicura tradicional se realiza sumergiendo los pies en agua tibia y perfumada lo que facilita la eliminación de las asperezas, cayos, sabañones, etc, que se puede retirar posteriormente con una piedra pómez. Seguidamente se cortan y liman las uñas de los pies, se les aplica una crema hidratante mediante un ligero masaje y se finaliza con la aplicación del esmalte de uñas.

Los cuidados de la pedicura mini toman la esencia de la pedicura de siempre, pero centrándose únicamente en las uñas sin tratar las durezas de los pies.

Uno de los tratamientos para unos pies bonitos de más éxito es la técnica basada en la pedicura con parafina, cubriendo los pies con varias capas de cera de parafina fundida. Los beneficios de esta pedicura se basan en que estamos ante un tratamiento que hidrata mucho la piel, procediendo a continuación a cortar las uñas y aplicarles el esmalte.

La técnica de pedicura mediante piedras incluye la realización de un masaje con piedras calientes y aceites esenciales. Las uñas son también recortadas y pulidas antes de aplicar el esmalte de forma habitual.

La pedicura francesa es una de las más populares. Básicamente es como la tradicional, a excepción de los colores de los esmaltes de uñas de los pies. Habitualmente, las uñas de los pies o bien se dejan de forma natural o son cubiertas con un esmalte de color rosa claro. Se añade un esmalte blanco sólo sobre las puntas de las uñas y se finaliza cubriendo el conjunto con esmalte transparente.

Existen algunos tratamientos más sofisticados, como la pedicura con peces donde los pies se ponen a remojo en un recipiente lleno de peces “garra rufa”. Estos peces se comen la piel seca y las durezas d ellos pies. Este técnica de pedicura se aplica sobre todo en los balnearios y spas y se ha demostrado que tiene muy buenos resultados en aquellos clientes que padecen de psoriasis o eczemas.

La pedicura margarita también se están convirtiendo cada vez en más popular. Por lo general comienza exfoliando los pies con sal gruesa y lima. A continuación, se sumergen los pies en el agua y se finaliza aplicando cremas hidratantes de cal.

Los procesos más innovadores son la pedicura terapéutica con chocolate, remojando en él los pies. Sin duda, todo un lujo.
 

¿Cuál es tu favorita?

Siente los beneficios de la pedicura con María Carrión.
Pies bonitos en las mejores manos.