Masajes Reus  29.Sep.2014 0 Comments
Contractura muscular - Masajes Reus

El dolor producido por las contracturas musculares cuenta con tratamientos efectivos que combaten el dolor si se utilizan los medios adecuados, ya que de lo contrario esta pequeña lesión puede ser un foco de dolor continuo para cualquier persona. María Carrión pone a tu alcance su amplia trayectoria como especialista de masajes en Reus para tratar las contracturas musculares en cuello, espalda y hombro con el quiromasaje terapéutico.

¿Qué es una contractura muscular?

Antes de comenzar a hablar de los masajes terapéuticos como una de las técnicas más efectivas para el tratamiento de las contracturas musculares, conviene hacerse la siguiente pregunta: ¿Qué son las contracturas musculares y cuándo se producen?

Son habituales las situaciones en las que las contracturas musculares se confunden con otras dolencias como, por ejemplo, las pequeñas roturas musculares.

Así, una contractura muscular es, como su propio nombre indica, una contracción involuntaria de un músculo o grupo muscular que se prolonga en el tiempo. Esta dolencia puede originar una pequeña inflamación y producir un dolor muy incómodo. No obstante, si hablamos de contractura muscular, nunca puede sufrirse ningún desgarro muscular o rotura.

¿Cuándo se producen las contracturas musculares?

La forma más común de originarse esta lesión es tras someter a un músculo que no esté acostumbrado a un ejercicio de intensidad alta, aunque también pueden producirse por movimientos bruscos o una mala posición de cuerpo durante un largo lapso de tiempo.

Es evidente que hay personas más propensas que otras a sufrir contracturas musculares, especialmente deportistas o personas que desarrollen una actividad física constante e intensa.

También cuentan con una riesgo significativo de sufrir contracturas musculares grupos que tienen un riesgo significativo los trabajadores que permanecen mucho tiempo sentados, un caso en el que se debe entrenar la postura correcta del cuerpo, y las personas con un estilo de vida sedentario, aunque el estrés también puede provocar una contractura en cualquier persona.

Tipos de contracturas musculares más comunes

Igual que no todas las personas tienen la misma propensión para sufrir contracturas musculares, tampoco los grupos musculares son igual de sensibles a ellas. A continuación, detallamos los tipos de contracturas musculares que se tratan con más frecuencia.

Como norma general, la contractura puede producirse durante el ejercicio o después.

• DURANTE EL EJERCICIO

Una contractura muscular de hombro, espalda o gemelo se produce por una acumulación de desechos en el músculo lesionado, algo que se corrige sencillamente con un buen calentamiento.

• DESPUÉS DEL EJERCICIO

En este caso, las contracturas musculares se originan por el sobreesfuerzo de los músculos provocado una distensión de las fibras. En ambos casos, las zonas más afectadas suelen ser la espalda baja y las cervicales, por lo que es muy conveniente fortalecer estos grupos musculares para evitar una lesión como, por ejemplo, la contractura muscular del cuello.

El masaje terapéutico como tratamiento para prevenir las contracturas musculares

Para tratar las contracturas musculares producidas en espalda, hombro, cuádriceps o gemelos existen muchos remedios como la aplicación de calor en la zona o el reposo absoluto.

Sin embargo, uno de los tratamientos más efectivos para las contracturas musculares son los quiromasajes terapéuticos.

Como argumenta María Carrión, masajista en Reus de amplia trayectoria, “el quiromasaje terapéutico favorecerá la circulación sanguínea de la zona afectada, lo que regenerará y relajará el grupo muscular aquejado de la contractura. Además, la relajación provocará una disminución significativa de la tensión en la zona, algo que, sin lugar a dudas, es el mejor remedio para disminuir el dolor y favorecer una pronta recuperación”.

Apuesta por el bienestar. Di adiós a las contracturas musculares.